Satyameva Jayate. Namaste. 'Bienvenido' 'aventurero de la vida'. ¿Ya 'te alimentas' bien?

.
.


.

sábado, 23 de agosto de 2014

Una sociedad enferma

.



A menudo, mi hermano Miguel Ángel, en nuestra tertulia humanista en radio, recordaba las palabras del gran filósofo Emerson que aseveraban que esta sociedad "confabula contra el individuo". Es una sociedad con enormes discapacidades de todo órden que, desde sus hipócritas y oscuros pliegues, apoyada por dirigentes ávidos, ofuscados, corruptos y egocéntricos, conspira sistemáticamente contra la persona y quiere estructurarla, etiquetarla, privarla de discernimiento y libertad, sumirla en una espesa y alienante burocracia, encadenarla a cínicos prejuicios y viejos patrones, someterla, amordazarla, alienarla y manipularla. Como señalara el psiquiatra y especialista en zen Hubert Benoit, en tanto la mente no se autorrealiza está enferma y mentes enfermas hacen una sociedad enferma, que se convierte en caldo de cultivo para "sepulcros blanqueados", politicastros y líderes que no miran por el bienestar colectivo, sino obsesivamente por el propio. El sano no es el que se adapta ciegamente. El sano es el que sabe discernir. En el discernimiento encontramos una herramienta muy poderosa para sustraernos a la narcosis colectiva y poder ser uno mismo en el "carnaval". "Tú eres tu propio refugio", insistió Buda. A través del discernimiento y estableciéndonos en nuestra verdadera naturaleza de ser, podremos tratar de no dejarnos arrastrar por la resaca de tantas mentiras, engaños y sucias artimañas utilizadas por una sociedad tan ciega dirigida por ciegos. ¡El discernimiento! La capacidad de distinguir entre la joyería y la bisutería. Apoyarse en uno mismo sin la necesidad compulsiva de perseguir líderes, ídolos, iconos y reflejos de la autenticidad, sin dejarnos capturar por las trampas de una sociedad en la que llega un momento en el que el normal es el anormal y el anormal es el normal. Si algo urge es que cada uno manifieste lo mejor de sí mismo y lo revierta sobre la sociedad, para que en ésta, de eriales y estercoleros, se  encuentre una veta de luz que poder seguir y expandir.



(Ramiro Calle)
(Fuente: Ramiro A. Calle FB)

Gracias por pasar por aquí

Gracias por pasar por aquí

Siempre, gracias

Siempre, gracias

Seguidores

Contribuyentes